76.- Locas por Valentín


A pesar de estar herido tras liberar a la bellísima Marieta de las garras del temido Jonas, no pudo contener la ola de calor profundo que le consumía al desearla tanto y haber temido horrorizado perderla para siempre.  La abrazo por detrás con sus poderosos brazos, sorprendiéndola agradablemente por el suspiro de aprobación de la dama. Con lágrimas en los ojos por volver a sentirla suya le beso con desesperación en la nuca, los hombros, el cuello y la cara, para finalmente terminar en la boca, donde impaciente empujo su lengua para sentir su húmeda y cálida profundidad. La destreza de sus manos con las armas se volvió torpeza cuando empezó a soltar los miles de lazos de su vestido.  Su agitación incrementaba mientras forcejeaba con el vestido hasta que impaciente lo desgarró liberando los ansiados pechos de su amada, que tomo entre sus manos con exasperación.  La fue desnudando adorando sus perfectas curvas y admirando el brillo a la luz de la cálida de la suave piel de Marieta, que ansiaba cubrir completamente con sus fuertes manos. De pronto y con violencia la agarró por las caderas y la colocó encima de sus piernas, el ya estaba preparado y ella también. Mordió sus pechos mientras apretaba con fuerza sus nalgas y cuando ella gimió Valentín la penetró con suavidad mientras le decía al oído con voz ronca emocionada: “Te amo tanto que cuando te perdí solo pensaba en morir si no te encontraba”.
¡Ayyyyyy! ¡Madre mía! A mí me da algo con estas lecturas. Me entra como unos sofocos que no los puedo soportar. ¡Mariditooooo! ¿Por dónde andas? ¡Te necesito con urgencia! ¿Amado mío? ¿Dónde andas?  ¡Estoy preparada! ¡Prepárate tú! ¿Amante mío? ¿Dónde te escondes? ¡Mariditooooo!    Tu Marieta está lista… ¡Estoy preparada! Pero…,¿Dónde te has metido Valentín mío?
Vaya… ¡Mierdaaaa! ¡Está roncando a pata suelta!  Joooeeee.  Claro, son las dos de la mañana, hace horas que me dijo que se iba a la cama.  Uffff, me enganchao a la novela, y me ha pasado el tiempo en un suspiro. ¡Joeeee! ¡Vaya plan! Aquí estoy desvelada, con el corazón a mil, las entrañas ardiendo de pasión, mi marido soñando con los angelitos y mañana tengo que madrugar para ir a una reunión. ¡Vaya planazo! Me tendré que mojar las ganas en el café…
Esta mañana cuando me he levantado con los ojos inyectados en sangre por no dormir y tropezándome con todos los muebles, Martín me ha mirado con el ceño fruncido y me ha dicho categóricamente que Valentín va a acabar conmigo. Y yo he pensado para mí misma que lamentablemente no de pasión sino de agotamiento.  Desde que empecé con esta saga no duermo nada y voy como una zombi por la vida.  Ya ni plancho, ni frego, ni limpio, ni hago la cena, ni regaño a los niños, ni naaaa de naaa,  me pasó todo el día lee que te lee. Y el resto de cosas… ¡Me importan un comino! Porque no son tan fascinantes como el atractivo mundo novelero que he creado en mi cerebro. Y cuando no puedo leer, porque por ejemplo estoy conduciendo, revivo las escenas con gran intensidad poniendo cara de boba degollada al volante del coche mientras vuelvo a visualizar al  magnífico Valentín trajinándose a la Marieta.

Las chicas estaban como locas con esta nueva saga escrita, por supuesto, por una mujer. La historia va sobre un valiente, guapísimo, alto, fuerte, educado, fiel e inteligente caballero llamado Valentín, que se no para de salvar a su amada, yo creo que algo hiperactiva y bastante imprudente porque siempre anda metiéndose en líos, de un montón de peligrosos malvados. Bueno, no para de salvarla y de hacerle el amor de miles de maneras posibles, que es en realidad lo que más nos interesa de todo esto.  
La autora siempre describe las escenas de sexo muy sensuales y románticas, justo como a nosotras nos encanta y excita.  Es lo que tiene cuando el sexo lo plantea una mujer, pues lo escribe especialmente para mujeres, detallando movimientos, sentimientos y sensaciones exactamente como a nosotras nos gusta. Así claro, andamos todas revolucionadas y enamoradas de este personaje tan increíblemente perfecto. 
No he de negar que la historia está bien; hay aventuras, mucha acción, buena ambientación, está muy bien contada y es trepidante, pero para que engañarnos, yo leo como la loca, de escena intima a escena intima y leo más porque me toca, buscando entre las páginas el siguiente polvo. Esto mismo nos pasó a todas con el famoso Grey. Y es que en el fondo no somos ni tan difíciles, ni tan frías: Sólo hay que encender la mecha de nuestra loca lujuria.
Al principio me había resistido un poco a leerme el libro, pero al final he caído y ya no puedo parar. En un par de atacadas, sin comer, ni cenar, ni dormir  y casi sin respirar me he terminado el primer libro.
Whatsupp: Chicas! Ya me lo he leído!
Whatsupps: Y que tal? Fall in love?
Whatsupp: Ya sabeis que me gustan los hombres grandes…
Whatsupp: Y fuertes, valientes, simpáticos, amables, encantadores, educados, inteligentes…
Whatsupp: Y que follán bien!!
Whatsupp: Jajajaja! Bienvenida al club!
Whatsupp: Ahora te tienes que leer el 2. Imprescindible.
Whatsupp: El 2 es buenísimo. Tienes que continuar. Son 8
Whatsupp: Ocho!! Yo de esta me muero!l
Whatsupp: Anda! Anda! Si esto es buenísimo para la salud. Es ejercicio cardiovascular de lo que se nos acelera el corazón.
Whatsupp: Y es buenísimo para el matrimonio!
Whatsupp: Ya sabéis cada vez que copulen los del libro…  vosotras también. Entonces despejareis cuerpo, mente … y telarañas!
Whatsupp: Nuestros maridos estarán más que encantados… ¡Y nosotras también!
Whatsupp: Beneficio pa toos!  Relajados y con buen humor.
Whatsupp: Pues no se si es bueno para mi matrimonio
Whatsupp: Porrr??
Whatsupp: Porque me paso el día pensando “Martín no me dice estas cosas tan bonitas al oído cuando me está poniendo mirando a cuenca”.
Whatsupp:  Q fuerte Dorita!
Whatsupp: Jajajaja! Q es un cuento! Volver a la realidad
Whatsupp: No, Valentín existe!
Whatsupp: Si, está en una serie.
Whatsupp: Ostras! Hay una serie?
Whatsupp: Si, si, descárgatela con el torrentz.
Whatsupp: Yo la quiero verrrrrr!!!!

Y ni corta ni perezosa me pongo a buscarla por los interneses. No puede ser tan complicada piratearla para una informática como yo. ¡Madre mía! Estoy ansiosa por ver como plantean los momentos más jugosos. Encuentro algo que parece la serie y me lo intento descargar pero el antivirus me lo borra. ¡Joooeeeee! ¡Jodido antivirus!
Yo creo que en realidad no hay virus, esto lo hacen a propósito para que no pueda ver la serie. Yo creo… Ummm… que no pasa nada si deshabilito el antivirus. Seguro que el archivo no tiene nada… Ummm… Seguro que va bien… Y puedo ver al Valentín en acción.  Así que deshabilito el antivirus, me descargo el archivo y lo ejecuto y … ¡Mierda! ¡Si que había virus! Joooeeeee, estoy sin serie y con el portátil hecho un cristo. ¡Mierda! ¡Mierda!¡Mierda! Toda la tarde me la paso arreglando el jodido ordenador.
Bueno, pues voy a buscarlo por otro lado. ¡Qué  bien!¡Lo encontré!  Dos horas de descarga y… ¡Por fin lo tengo!  Ahhhh… Ummm… Pues no parece que va del libro. Aquí sale un bicho un poco feo.  Joooeeeee. Es una peli que se llama igual. Uffff, quien lo sigue lo consigue… Continúo buscando. ¿Será esto? ¡Mierda! Son los libros pero en giri.
Pero bueno, esto no puede ser. ¿Cómo es posible que no me lo pueda piratear! Entro en una página donde para verla me piden el teléfono.  Ummmm… ¿Qué puede pasar si lo meto? Algo me cobraran, pero merece la pena, y así no pirateo y soy legal.  Meto el número y al segudo.
¡Pipi!  SMS: Te has suscrito a un servicio ajeno a la operadora, se le cobrará por cada mensaje que le llegue. ¿Ehhhh?...¿Cómo? 
¡Pipi! SMS: Buenvenido a nuestro servicio. Hoy te recomendamos ver nuestra pagina pititín.- ¿Eh? ¿Qué es esto?
¡Pipi! SMS: Encantados de tenerte como cliente. Hoy te recomendamos ver la nueva peli tirili.- ¿Otro? ¿Encantados?
¡Pipi! SMS: Gracias por seguir con nosotros. Ahora te recomendamos la peli taralarito.- ¿Pero? ¿Seguir con ellos?
¡Pipi! SMS:  Continua viendo nuestras pelis. Te recomendamos la peli piriripi. – Jooeeee, esto tiene mala pinta. ¿Cómo coño se para este jodido servicio?
¡Pipi!¡Pipi!¡Pipi!¡Pipi!¡Pipi! ¡Pipi1
¡Me cago en la…!
¡Pipi! SMS: Su consumo acumulado por los servicios de SMS ha ascendido a 40 euros.- ¡Me cago en tooooo! ¿Cómo coño se para esto?

Por fin tengo la inspiración de mirar en internet y hay que mandar la palabra PARAR. ¡Qué cabrones! ¡Me han timado! Y lo peor es que no he podido ver la serie ¡Guaaaaaa!
Finalmente he tenido que pedir ayuda y Martín se ha apiadado de mí y me ha bajado la serie. Lo malo es que está en inglés y subtitulada. Pero paso de buscarla en español. Me doy por satisfecha, puedo ver a mi Valentín en carne y hueso.  Me gusta más el que había creado en mi mente, pero el chico está muy bien, tiene una sonrisa que le ilumina los ojos y me derrite las entrañas  y está cuadrado. Además tiene bastante sexo, como esperaba.
El único problema es que si leo los subtítulos no soy capaz de ver todos los detalles del fotograma y tengo que ir para atrás todo el tiempo para leer primero y ver después.

No hay comentarios:

Publicar un comentario