6.-Llego tarde a trabajar


Un día más llego tarde a trabajar, no se como lo hago pero siempre llego unos 5 minutos tarde, podrían ser 5 minutos antes, pero no, no hay manera, no lo consigo, de nuevo tarde. Bueno al menos no he pasado la franja infranqueable de menos cuarto, eso si que es malo porque me pilla el súper jefazo y eso es muy, muy maaaaloooo

-Hola, hola, buenos días, por fin he llegado yo, ya estamos todos, ¡Ale a trabajar!

Pero la veo, allí está, ella, la víbora, pendiente de la hora que llego, las veces que voy al baño y la hora en que me voy. Imagino que controla hasta cantas veces pestañeo delante del monitor. Tenía que ser mujer... Y es que las mujeres somos las peores, lo tengo comprobadísimo. Somos unas envidiosas, cotillas, mandonas, controladoras y trepas.

Y es que la mujer que sube mucho es a costa de mucho esfuerzo, de renunciar a muchas cosas, de darlo todo por el curro, sacrificar tanto... que no entienden que otra no lo haga. No entienden que otra elija la familia, la vida, el tiempo propio al trabajo. Que lástima porque yo así lo hice...Así que con ésta me llevo fatal.

En fin, que sintiendo la miradita venenosa en mi chepa me siento en mi sitio y trato de esconderme detrás del monitor hundiéndome en la silla. Abro el PC, y ...¡miles de correos! Ufff, esto es un infierno. Lo malo de ver tantos correos es que me aturullo. Así que empiezo "pito, pito golgorito..." , "este si, este no, este me lo quedo yo..." y al final se me traspapelan, se me colapsa el servidor, me equivoco, borro los que no quiero, y de almacenar de un modo razonable ni intentarlo. ¡Yo los almaceno por meses! Luego me llaman los pobres y me dicen, si te escribí un correo, y yo les pregunto de qué mes, y luego les digo un "ay lo siento, ese mes lo borré por error", así que nada...

Pasado el trago del correo, llegan las noticias... Con la última migración que he orquestado he dejado unos cuantos señores sin su internet: Unos miles...

La primera vez que la lie parda lloraba por los rincones, y mis compis me consolaban diciéndome "no te preocupes que te acostumbraras..." ¡Y lo curioso es que así ha sido!

Ahora me cargo clientes a tutiplén y tan feliz.

El que más sufre es mi padre, porque uso su línea para mis pruebas y le tengo loco... Luego el pobre dice, es que no he hecho nada pero esto no va... Y yo, laralalalaralalarito...

Menos mal que no soy médico, un error de los míos solo deja a un tío sin ver sus páginas guarrillas, menos mal...todos los días doy gracias por ello.

Lo malo es cuando tengo que crear algo nuevo...Uff, eso si que es difícil ...¡porque tengo que pensar!. Eso son palabras mayores. Sinceramente creo que he ido perdiendo neuronas, porque intento concentrarme y me disperso y al final me busco cualquier escusa... mmmmmmmm, tengo correos por leer, tengo que llamar a Miguelito, voy a romper unos routers, que sueño...me voy al baño a dormir un ratito.

Y es que en este curro la gente es muy lista y piensan mucho, inventan cosas, solucionan problemas, crean proyectos, controlan recursos...Es muy, muy complicado y tedioso. Yo tengo una teoria, cuando era más joven y tenia neuronas suficientes para parecer una tía inteligente y engañé a alguien. Desde entonces vivo de las rentas...

Aunque eso si, soy como una hormiguita, trabajo, trabajo, trabajo, y ni me levanto a hacer pis (solo para dormir), ni na de na. Sin comer, sin beber, ahí, machacando líneas de internet; una, dos,...mil!

Lo mejor de mi curro, y lo que más me divierte es hablar por teléfono. Cada día es una sorpresa, porque nunca se quien me llama, ni de qué me habla ni que rollo le voy a meter. El colmo son las audios donde todos hablan y hablan y nadie sabe de que habla...el caso es decir alguna chorrada con un tono de voz que parezca que entiendes mucho. Al principio estas voces me intimidaban, aunque yo sabia las cosas si estas voces decían lo contrario con tanta convicción, pues yo me lo creía. Al final le he pillado el truco, pero me costó. Ahora juego y me los imagino por su voz: Este es viejo, este gordo, este calvo, este tonto, esta una escuchimizada, y esta otra debe tener el culo grande...

La ultima hora es una carrera contra reloj, porque en una hora quiero dejar todo cerradito y corro, corro y hago todo lo que no logre hacer en toda la mañana, y miro el reloj cuarto, uff,  la hora de seguridad para llegar tranquila al cole, y vente, aun llego, y media! esto en el limite, ya salgo ... Y llega mi jefe...Susana, antes de irte te cuento que... GUUUAAAAAAAAA, es mi sino, ya llego tarde al cole. Podría llegar cinco minutos antes, pero no llegaré 5 minutos después y los niños me cantarán la cartilla por ser los últimos en ser recogidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario