3.- La cumbre del próximo

"La cumbre del próximo 18 de Octubre será muy importante para España. Rajoy irá a recodar a sus socios comunitarios los compromisos adquiridos la pasada...."

Uff, que horror esto de despertarme un Lunes con Rajoy es lo peor del mundo.
-Ummmmm, ¿Estás despierto?¿Qué hora es?
-Son menos cuarto, aun tenemos 15 minutitos para dormir
Umm, este es el mejor momento del día, calentita, acurrucadita y agarrada a las chichas de mi maridín. ¡Que gustazo!

"Merkel defenderá la nueva solución económica..."

Madre mía, ¡esto es insufrible! ¿Es qué no se habla hoy de otra cosa?
-Ummmm, ¿Qué hora es?
-Ahora son menos diez, un ratito más...
Ay, que gustito, un poquito más en mi camita mulliditaaaa...

"El banco europeo  asegura que la crisis en España empeorará el próximo año..."
Ay, por Dios, ¡No puedo más!
-¿No puedes apagar eso? Me está amargando el despetar, vaya mierda de noticias, ¿no?
-Vale, dentro de cinco minutos nos despertamos.

ZZZZZZZZZZZZZZZZZ



Una sombra delgadita se mete en mi cama a mi lado debajo de las mantas.
-Mami, ¿Me dejas un sitito?
-Ummm, tesoro...pero..., ¿ya te has despertado? Si es muy pronto... ¿O no?¡Agggg! ¡Nos hemos dormido!!!
-Dios, ¡son las ocho y media!
-Coño, coño, coño ¡Que no llegamos!
-Vamos, vamos, vamos,¡todos para arriba!
-Venga, venga, venga, a desayunar. Todos corriendo a la cocina.

Y voy habitación por habitación arrastrando niños dormidos a la cocina.
Para uno cereales Lyon con leche fría, para otro vaso de leche ardiendo con cereales en un bol aparte secos, para mi café con una gota de leche con sacarina, para el padre.... ¡¡que se sirva solito!!

Joooooo, ayer estaba muy cansada y me dio pereza preparar la ropa de los niños. ¿Por qué siempre pasa? A ver, la camiseta...parece un higo en la cesta de la ropa para planchar, los pantalones del chándal, bragas, calzoncillos, calcetines... ¿Dónde están los zapatos? Debajo del sofá, ¡seguro!

Uff, uff, voy corriendo de un lado para otro, haciendo camas para abrir los armarios, porque las habitaciones de mi casa son tan canijas que hay que hacer y cerrar la cama para poder trajinar a gusto en el armario.  Puedo intentar meter un brazo por la rendija del armario que se abre con la cama bajada, pero es imposible abrir los cajones... Así que me toca hacer las camas, que por la mañana es un rollo horrible, pero por las tardes cuando vuelvo a casa lo agradezco de todo corazón. La casa parece algo presentable, aunque la pila esté llena de cacharros, y los baños estén empantanados. Con no mirar ahí... ¡Porque hay que priorizar para sobrevivir!  Y yo ya he priorizado: La casa me importa un comino...bueno, a veces lo logro...

En fin, que ya he conseguido toda la ropa de los niños. A saber por dónde andan los jodidos zapatos, que no aparecen...
-Mamaaaaaaaaaaaaaaa, ¡Estos calcetines pican!
-Mamaaaaaaaaaaaaaaaaaa, ¡hoy no tengo chándal que no te enteras!
-Mamaaaaaaaaaaaaaa, ¡la camisa está tiesa!
-Mamaaaaaaaaaaaa, ¡el pantalón está helado!
-Susanaaaaaaaa, el agua, no abras el agua que me sale helada en la ducha!
-Ay, ay, voy, voy,voy

-Venga, venga, vengam al baño, a lavarse dientes, manos, cara...
-Eh, ¡tú! ¿Dónde vas?¿Te has peinado?
-Vamos, vamos, vamos, las mochilas, abrigos, ¡esperar! ¡los desayunos!, el bocata de la merienda.
-¿Has metido la maya para batuka?
-¿Has cogido el trabajo de cono?
-Ale, ale, ale suerte en el examen.
-¡Adios familia! ¡Besitos! ¡Os quiero muchos a todos!

Se van y me quedo en camisón, bata y zapatillas a las nueve menos cinco, con pelos de loca, la cocina empantanada, el pasillo lleno de ropa tirada y completamente agotada. Lo peor que entro a las nueve y media a trabajar: ¡Otra vez llego tarde!

Dicen en no sé qué estudios que para un porcentaje muy grande de mujeres la hora de mayor estrés es de 8:00-9:00. ¡¡Me parto!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario