7.-Cuento del corazón


Tengo la cabeza como un bombo.  me va a dar algo malo, malo de verdad con estos dos enanos gritando. Uff, voy a contar hasta diéz...uno, dos, tres...

- ¡¡Maaaaamaaaa!! ¡¡Iván me está pegando!!¡ Dice que le quieres más a él! ¿A qué no? ¿A qué me quieres más a mi?
- ¿Es qué no podéis dejar de pincharos y pelearos?

No puedo más... Ahora están peleando a ver a quien quiero más...

-A ver..., niños os voy a contar una historia a ver si ya me dejáis en paz y comprendéis que os quiero muchísimo a los dos y también ahora mismo os regalaría al primero que pasara por aquí, porque hoy me tenéis hasta el moño.  A ver niños, calladitos que os cuent la historia:

Andaba yo por la vida con un corazón de lo más normal y vulgar en mi pecho, no tenía nada especial, era como el de todos los demás, siempre latiendo, siempre bombeando sangre.

Cando de pronto conocí a un jovencito desgarbado, alargado y de brazos interminables, y sorprendentemente ese corazón se lleno, se lleno y se lleno a rebosar de amor. Y no quedó ningún espacio ya en él vulgar ni corriente. Era el corazón más rebosante y brillante de felicidad de todos los que conocía.





Pasó el tiempo y me creció la tripa; me venía Iván. Yo estaba muy preocupada, no dormía por las noches, porque mi corazón estaba hasta las trancas. ¿Cómo iba a querer a mi hijito si ya no tenía sitio?

Entonces nació Iván y sorprendentemente mi corazón creció, creció y duplicó su tamaño, y se llenó completamente de amor por mi bebe. Ahora era el corazón más grande, rebosante y brillante de felicidad de todos los que me rodeaban.

A los años de nuevo me creció la barriga; llegaba Raquel. De nuevo me preocupé, no dormía por las noches, mi corazón estaba lleno, seguramente crecería, pero ya no me cabría en mi cuerpo. ¿Cómo podría querer a mi hijita si mi corazón no crecía porque no cabía en mi cuerpo?

Entonces ocurrió de nuevo algo sorprendente, mi corazón creció, creció y se duplicó. Y mi cuerpo para contenerlo creció, creció y se duplicó también. Ahora tenía el corazón y el cuerpo más grande, rebosante y brillante de felicidad.

- Y por esto hijitos míos mama está gorda y tiene el culo gordo...


No hay comentarios:

Publicar un comentario